Hace más de un año y medio que desaparecimos como organismo autónomo, integrándonos en el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), con la palabra de Pedro Duque y Rafael Rodrigo de que el personal del IGME no iba a perder nada con la absorción, sino todo lo contrario; poco menos que íbamos a atar los perros con longanizas debido al cambio. La tozuda realidad a lo largo de este tiempo, nos indica que esos extintos cargos hablaban por boca de ganso, en román paladino, que mentían.

Hasta ese momento, la distribución del complemento de productividad se regía por un acuerdo unánime Dirección-Sindicatos, con la información necesaria para el seguimiento de su cumplimiento. Desde que somos CSIC, la información brilla por su ausencia, y la Dirección del IGME no lo aplica, por mucho que le digan a Transparencia lo contrario (junio de 2021), lo que le sitúa también, por desgracia, en el terreno de la engañifa.

Antes había certeza del cobro de tu tramo vinculado al complemento de destino, ahora no. Antes los ceros debían de ser justificados, ahora no. Antes era universal, ahora no.

Ante esta situación, los sindicatos del IGME venimos denunciado el incumplimiento del pacto al Comité de Empresa, la Junta de Personal y las Mesas Delegadas de Ciencia y del CSIC, incluso a nuestros representantes en la Junta de Centro. La Dirección hacía y hace oídos sordos ante las interpelaciones de la representación legal del personal, instalándose su gestión en una forma de despotismo ilustrado con la consigna: Todo para el IGME, pero sin el IGME.

Desde el primer momento se trató de culpar al CSIC por las fechorías descritas anteriormente, cuando lo cierto es que las empezaron a ejecutar los paracaidistas designados por el Secretario General de Investigación de entonces. A día de hoy, la Dirección del Centro no se plantea reconstruir el consenso, ni tan siquiera un atisbo de diálogo social. La resultante en el tema que nos ocupa es que las cantidades detraídas son redistribuidas con absoluta discrecionalidad, siendo falsas las justificaciones por consecución de objetivos, ya que no se fijan previamente y las personas con asignación cero, no saben qué han hecho mal, ni qué deben hacer para merecer.

Esta suerte de ordeno y mando alcanza al nombramiento de Jefes de Departamento en contra de lo votado por la gente y se manifiesta en el ninguneo de los ORUs, de los sindicatos y de la representación electa en la Junta de Centro. Si nos preguntamos ¿Quo prodis?, no es difícil llegar a la conclusión de que el que parte y reparte se queda con la mejor parte, o lo que es lo mismo, que practican una especie de “Hood Robin”.

Así las cosas, solicitamos amparo a la Presidencia del CSIC para que, en tanto se unifiquen las retribuciones complementarias y se mantenga la prórroga al respecto, se respete la regulación vigente en el Centro Nacional IGME a fecha de 2021, con el convencimiento de que la estrella IGME ocupará su lugar en la galaxia CSIC; Al fin y al cabo, ha dependido de tropecientos Ministerios y continúa brillando.

 

C.N. IGME, a 15 de diciembre de 2022.

SECCIÓN SINDICAL DE SOMOS SINDICALISTAS DEL IGME

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puede obtener más información y configurar sus preferencias en el panel de configuración de cookies"..

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

A continuación podrá activar o desactivar las cookies en función de sus preferencias.


  • _secure-3PAPISID
  • _secure-3PSID
  • _secure3PSIDCC
  • _GRECAPTCHA
  • _ga
  • _gid

  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • wordpress_gdpr_privacy_policy_accepted
  • PHPSESSID
  • cpsession
  • et-pb-recent-items-colors
  • timezone
  • wordpress_test_cookie

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios